BOLSO PASEO ROSA PACK

7,40 €
Impuestos incluidos
La Mano de santo. Así es como la llaman cariñosamente aquellas mamás y papás que ya han comprobado sus virtudes. A base de Caléndula, un anti-inflamatorio natural, está pensada para calmar y regenerar irritaciones y rojeces en la zona pañal.  
El óxido de Zinc tiene propiedades aislantes y absorbentes que mantienen el culito protegido y perfectamente aislado de la humedad, mientras que la lanolina y la cera de abeja refuerzan esta acción formando una fina capa protectora que no obstruye los poros. Con ingredientes 100% naturales y 45% BIO.
Cantidad
Sin Stock (quedan 0)
BENEFICIOS

Calma y regenera la epidermis enrojecida e irritada en la zona pañal. Mantiene el culito protegido y perfectamente aislado de la humedad. La alta tolerancia ha sido testada dermatológicamente, incluso en pieles sensibles. Sin conservantes, colorantes, perfumes sintéticos, ni sustancias de origen petroquímico. Apta para celiacos.

La Caléndula es una de las plantas más eficaces y versátiles en el campo de la dermatología.
Las sustancias activas de la Caléndula reducen la inflamación y fomentan la formación de nuevos tejidos mientras los carotenos, flavonoides y aceites esenciales fortalecen la piel contra agresiones externas. Por sus propiedades regeneradoras, calmantes y protectoras, es una planta especialmente valiosa para la delicada piel de los bebés. Su piel, cinco veces más fina que la de un adulto, forma una barrera protectora con depósitos de grasa que mantienen la piel caliente y garantizan un buen funcionamiento de los órganos. Pero esta piel tan joven no es capaz aún de adaptarse a los cambios bruscos de temperatura. La caléndula ayuda a complementar la acción celular de la piel y reforzar la resistencia de los tejidos de manera duradera para que pueda desarrollar su papel protector. La estructura de estos lípidos es muy similar a la del manto hidrolipídico de la piel, por eso se absorben con facilidad y no obstruyen los poros, dejando que la piel respire, y que los nutrientes penetren.


MODO DE EMPLEO

Aplicar una capa de la crema de pañal sobre la piel perfectamente limpia y seca. Extiéndela de tal forma que se cree una capa protectora visible sobre su culito irritado que le mantendrá protegido durante más tiempo de la humedad. Si el bebé tiene la piel muy enrojecida e irritada, es mejor aplicar la crema pañal cada vez que le cambies el pañal. Para mantener la piel de la zona del pañal sana, se recomienda cambiar el pañal tras cada toma. Siempre que se pueda, límpiale con agua y esponja suave, al menos una o dos veces al día. Por la noche, se puede aplicar la crema pañal como protección ya que el número de cambios es menor.


Nuevo registro de cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Entrar en vez O Restablecer la contraseña