Hirsutismo, el crecimiento excesivo de vello en mujeres

hirsutismo

Es habitual en las mujeres que con el paso del tiempo y sobre todo, debido a los cambios hormonales que se producen con la edad, pueda salir vello donde nunca antes ha existido y el problema es que en muchas ocasiones, este vello aparece en zonas de nuestro cuerpo que no son muy estéticos.

Cuando este vello es duro, grueso y oscuro, y además su crecimiento es excesivo, hablamos de hirsutismo y suele aparecer en zonas como el labio superior, la barbilla, areolas mamarias y espalda.

El hirsutismo también puede aparecer en hombres aunque mayoritariamente afecta a mujeres. Este trastorno afecta a un 10% de mujeres en edad fértil. Sigue el mismo patrón de crecimiento de vello que los hombres, en patillas, barbilla, cuello, areolas mamarias, tórax, muslos, espalda y alrededor del ombligo.

Con la edad y especialmente en la menopausia, la cantidad de vello facial aumenta. Esto se debe al aumento de los niveles de testosterona, aumento que también puede estar causado por otras afecciones como el hipotiroidismo, el síndrome de ovario poliquístico,  afecciones de las glándulas suprarrenales y por el consumo de ciertos medicamentos.

 

hirsutismo

 

¿Cómo tratar el hirsutismo?

Lo primero y más recomendable es acudir al médico o dermatólogo para que realice un estudio hormonal ya que también sucede que en muchas ocasiones, la causa del hirsutismo es desconocida.

Los tratamientos más utilizados para acabar con este vello indeseado son la fotodepilación, la depilación láser, la decoloración y el uso de retardadores de crecimiento del vello.

El médico también puede optar por prescribir un tratamiento farmacológico administrando anticonceptivos orales o medicamentos bloqueadores (antiandrógenos).

En el caso de obesidad sería necesario bajar de peso y reducir la grasa corporal mediante una alimentación equilibrada y la práctica de ejercicio físico.

El hirsutismo además, puede aparecer con otros signos relacionados con el exceso de andrógenos, que a su mismo tiempo, pueden requerir otro tratamiento específico. Estos otros signos son:

  • Acné
  • Seborrea
  • Caída del cabello
  • Periodos irregulares, infertilidad o ausencia de menstruación
  • Síndrome de virilización (voz más grave y gruesa)
  • Aumento de la masa muscular
  • Agrandamiento del clítoris
  • Disminución del tamaño de los senos
  • En el caso de niñas, puede acelerar el crecimiento y cerrar los cartílagos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *