Beneficios de las almendras para nuestra salud

Beneficios de las almendras

Unos huesos más fuertes, una mejor salud cardiovascular y un sistema inmunitario más fuerte son algunos de los beneficios de las almendras para nuestro organismo.

Las almendras son el fruto seco con el contenido más alto en nutrientes esenciales. Son ricas en carbohidratos, grasas saludables, fibra, minerales, vitaminas y proteínas y nos aportan una dosis de energía extra. Además, entre los beneficios de las almendras destaca su gran poder antioxidante que protege nuestro cuerpo del daño celular y oxidativo.

Se trata de un alimento fácil de consumir, ya que lo que puedes encontrar en cualquier época del año y en distintos formatos. Puedes añadirlo a ensaladas, a recetas más elaboradas o tomarlo como snack entre horas.

 

Las propiedades de las almendras:

Ricas en proteínas

Las almendras son una gran fuente de aminoácidos ya que cuentan con casi 20 gramos de proteínas por cada 100 gramos. Estas proteínas vegetales ayudan a regular los niveles de colesterol en sangre además de reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. Además, las proteínas resultan indispensables para mantener y aumentar nuestras defensas.

Poder antioxidante

Este fruto seco contiene vitamina E, una vitamina liposoluble con un gran poder antioxidante que es capaz de inhibir la oxidación de las grasas. Este potente antioxidante protege al organismo de los radicales libres, por lo que reduce las posibilidades de padecer enfermedades cardiovasculares.

Energía extra para nuestro día a día

Aunque los hidratos de carbono que contienen las almendras no son muchos, alrededor de un 9,3%, estos son de absorción lenta. Esto las convierte en un alimento ideal para incorporar en dietas que tengan una demanda energética alta, por ejemplo en dietas para niños o deportistas. Las almendras son un aliado perfecto para conseguir un extra de energía en jornadas de trabajo intensivas, para antes de practicar deporte y para recuperarnos después de un entrenamiento.

Gran fuente de calcio

Las almendras contienen 252 mg de calcio por cada 100 gramos además de magnesio y minerales muy importantes para reforzar nuestros huesos.

 

Los beneficios de las almendras para nuestro organismo:

Cuidan de nuestro corazón

Del mismo modo que las nueces, las almendras contribuyen a cuidar nuestra salud cardiovascular ya que disminuyen los niveles de colesterol malo (LDL). También se han convertido en un gran aliado para reducir el riesgo de que se formen coágulos sanguíneos que puedan provocar ataques o problemas cardíacos. Su alto contenido en vitamina E ayuda a detener la formación de placas en las arterias, las cuales pueden provocar dolor en el pecho o, incluso, un ataque al corazón.

Ayudan a prevenir la osteoporosis

Las almendras, como el sésamo o las avellanas, contienen altos niveles de calcio, por lo que son un alimento ideal para consumir el calcio necesario y prevenir la osteoporosis. Esta enfermedad debilita los huesos y disminuye la densidad de la masa ósea, por lo que tomar unas 5 o 6 almendras dos o tres días a la semana puede ayudar a fortalecer los huesos.

Mejoran nuestra memoria y la salud de nuestro cerebro

Los ácidos grasos de las almendras favorecen la función cerebral y del sistema nervioso y ayudan a mejorar la memoria si se consumen a diario.

Además contienen fenilamina, una sustancia que actúa ayudando al cerebro a producir adrenalina, dopamina y noradrenalina, hormonas que estabilizan nuestro humor y combaten el agotamiento mental.

Reducen el hambre

Entre los beneficios de las almendras destaca el hecho de que son un fruto seco bajo en carbohidratos pero alto en proteínas y fibra,  las cuales incrementan la saciedad. Además, las calorías que contienen son de difícil digestión y ayudan a activar el metabolismo. De hecho, si tomas un puñado de almendras como snack notarás que en unos 20 minutos te sentirás más saciado durante el resto del día.

Regulan los niveles de colesterol

Está demostrado que un consumo moderado de almendras puede ayudar a disminuir el colesterol malo y aumentar los niveles de HDL o colesterol bueno gracias a las grasas monosaturadas que contienen. Además, la vitamina E y los polifenoles ayudan a limitar la oxidación del colesterol, evitando que este se adhiera a las arterias. Es importante mantener el colesterol a raya para evitar posibles enfermedades cardiovasculares.

 

3 recetas sencillas para incluir las almendras en tu dieta

Tal y como hemos comentado, puedes consumir almendras como snack para picar entre horas y también puedes preparar deliciosas recetas.

SMOOTHIE BOWL: avena, arándanos, fresas, plátano… ¡y almendras!

Receta smoothie bowl almendras

Ingredientes:

  • 1 plátano
  • 4 fresas
  • 6 almendras crudas
  • 10 arándanos
  • Copos de avena
  • Un vaso de leche de avena, almendras soja o arroz

Receta:

  1. Añade el plátano, las fresas, los arándanos y un vaso de leche (la que hayas elegido) en la batidora y tritúralo todo a máxima potencia durante un minuto.
  2. Vierte el batido en un bol.
  3. Y ha llegado el mejor momento: escoge los toppings que más te gusten y decora tu bowl. Nosotros le hemos añadido una capa fina de avena, avellanas trituradas, fresas cortadas por la mitad y arándanos.
  4. ¡A disfrutar!

 

ENSALADA: canónigos, mandarina, almendras y aderezo

Receta ensalada con almendras

Ingredientes

  • Canónigos
  • Lechuga morada
  • 10 tomates cherry
  • Un puñado de almendras
  • Una cucharada de aceite de oliva
  • Media cebolla
  • ½ cucharada de mostaza en polvo
  • Un puñado de goji
  • 2 cucharadas de vinagre de vino blanco
  • ½ cucharadita de sal de apio
  • 3 cucharadas de miel de abeja
  • 1 mandarina
  • ½ cucharadita de pimentón

Receta

  1. Corta los tomates cherry y la cebolla y añádelos en un bol.
  2. Añade también los canónigos y la lechuga morada y mezcla bien todos los ingredientes.
  3. Después, decora con las almendras, las semillas de goji y los gajos de mandarina.

Para elaborar el aderezo:

  1. En un bol, mezcla el vinagre, la miel la sal de apio, la mostaza en polvo, el pimentón y el aceite de oliva. Cuando consigas una textura homogénea ya podrás utilizar el aderezo para darle un toque exótico a tu ensalada con almendras.

POSTRE: Roscón de hojaldre con almendras

Receta roscon de hojaldre con almendras

Ingredientes:

  • 1 lámina de hojaldre refrigerada
  • 1 huevo
  • 50g de almendras cortadas en láminas
  • 50g de azúcar
  • 25g de azúcar glas
  • 500ml de nata para montar

Receta:

  1. Precalienta el horno a 180º. Una vez caliente, extiende la lámina de hojaldre sobre un rectángulo de papel de horno y córtala en forma de círculo para darle forma de roscón. Retira el hojaldre sobrante y coloca el aro sobre la bandeja del horno (sin quitar el papel).
  2. Pinta el hojaldre con un huevo batido y espolvorea con 25g de almendras machacadas o laminadas, a tu gusto.
  3. Hornea durante 15 minutos hasta que veas que la masa adquiere un color dorado. Retira la bandeja del horno y coloca el aro de hojaldre sobre una rejilla, como la del horno, por ejemplo, y espera a que se enfríe.
  4. Para preparar la nata te recomendamos que uses usas varillas eléctricas. Bate la nata (debe estar muy fría) y cuando empiece a espesar añade el azúcar y continua batiéndola un poco más hasta conseguir la nata montada.
  5. Abre el roscón (frío) por la mitad y añade la nata dentro con la ayuda de una manga pastelera. Una vez hayas agregado la nata, cierra el roscón y espolvorea la superficie con almendras y un poco de azúcar glas.
  6. Y…¡voila! A disfrutar.

¡Incluye este fruto seco en tu dieta para disfrutar de todos los beneficios de las almendras!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *